Pedimos que se termine con los turnos éticos y que lxs funcinoarixs puedan replegarse en sus casas para cumplir con las instrucciones de auto-cuidado y evitar la expansión de la Pandemia por Coronavirus.

SEÑOR
SEBASTIAN PIÑERA ECHEÑIQUE
PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
PRESENTE:

La directiva nacional de APROJUNJI se dirige a Ud. A fin de exponerle las siguientes consideraciones con respecto a la declaración de Pandemia Mundial por Corona Virus y su estado en fase 4 en Chile:

1.- Que, la situación que afecta en estos momentos a las funcionarias que se desempeñan en los Jardines Infantiles, direcciones regionales y DIRNAC, y que han sido llamadas a realizar turnos éticos para la atención de párvulos, los que han sido liberados de asistir a dichos jardines, resulta particularmente grave en razón de que como cualquier trabajador/a se exponen a ser infectados por el referido virus, en atención a que para asistir a sus lugares de trabajo la gran mayoría de ellas se tienen que transportar en movilización colectiva, lo que las expone a infectarse  con el Corona Virus;

2.- Que, muchas de ellas siendo madres con hijos menores de edad, no cuentan con una persona que les cuide en sus hogares, por cuya razón tienen que transportarse junto a sus hijos a sus lugares de trabajo, situación que aumenta los riesgos de contagio viral de ellas y sus hijos,

3.- Que un porcentaje alto de mujeres son jefas de hogar y que si se ven afectadas, trae consecuencias para su grupo familiar.

4.- Que muchas mujeres, tienen el cuidado a  adultos mayores, situación que pone en riesgo a la población más vulnerable de infección del virus.

5.- Que las funcionarias/os, están acudiendo a trabajar sin  implementos  de sanitización en los jardines infantiles y  direcciones regionales, tales como; alcohol gel, mascarillas, guantes, falta de jabón y papel secante

6.-.- Que, en tales circunstancias aparece como necesario que nuestras funcionarias sean liberadas de asistir a sus lugares de trabajo, único mecanismo que creemos viable para resguardar la salud y la vida de nuestras socias, de sus hijos y de los párvulos que las educadoras de jardín tienen que atender a través de estos turnos éticos;

7.- Es por ello que recurrimos a Ud. A fin de que se reconsidere la obligación de prestar servicios  en atención a que estos conllevan más riesgos que beneficios tanto para la institución como para sus trabajadoras y trabajadores y las libere de prestar servicios durante el lapso en que los párvulos no se encuentran obligados asistir a nuestros jardines infantiles, direcciones regionales y dirección nacional.

SUSANA CRISTI OLMOS
PRESIDENTA NACIONAL