Lograr un Plan de Institucional de Accesibilidad y lograr un Sello Inclusivo son algunos de los objetivos del Seminario sobre la Ley de Inclusión Laboral, que organizó el Departamento de Gestión y Desarrollo de Personas de Junji.

Se realizó el pasado 09 de octubre en el Hotel Galerías de Santiago Centro y estuvieron presente la presidenta de Aprojunji, Susana Cristi y la directora Nacional, Roxana Salinas; además de profesionales de GESDEP de las regiones de Arica, Valparaíso, Ohiggins, Araucanía y DIRNAC.

Se desarrolló a través de exposiciones de profesionales de SENADIS y de COMPIN, para luego en la tarde realizar un trabajo a través de metodologías participativas sobre estrategias para lograr una institución más inclusiva ya que constituye un gran desafío construir un Plan Institucional de Accesibilidad y lograr un Sello Chile Inclusivo.

Entre las reflexiones que se abordaron en el seminario destaca la: Cadena de Accesibilidad que tiene relación con unir situaciones para la continuidad, de tal modo que considere todo el ciclo de vida de una acción y espacio urbano; Diseño Universal, que son las características que permiten la inclusión; y, Accesibilidad Universal, que es la manera de pensar las cosas, aplicando un plan o programa.

Todos los servicios públicos deberían contar con un Plan Institucional de Accesiblidad, para constantemente preocuparse de la norma; para ello, debe existir una carta de voluntad de la institución, antecedentes del marco normativo y reglamento, los diagnósticos, un plan estratégico y posibles soluciones y algunas estrategias de comunicación.

Susana Cristi, presidenta de APROJUNJI, señaló en este sentido que nuestro gremio está preocupad de que los/las trabajadores/as de la institución «puedan contar con las condiciones necesarias en seguridad, accesibilidad y de acuerdo a la norma para cumplir la Ley 20.422 y Decreto 50, donde MINVU modifica la norma para que se construya con  Accesibilidad Universal en Chile, y así tener un Jardín Inclusivo, una política que se piense para todas las personas y para todo lo que hacemos dentro de los espacios que trabajamos», dijo.

Desafíos de Junji
El desafío para Junji, como para las instituciones públicas y privadas, que tengan más de 100 personas laborando, es contratar al  1% de personas con discapacidad, de esta forma se da cumplimiento a esta nueva Ley Laboral, que lleva más de un año y «no se ha visto reflejado en los procesos de selección para contratación de personal sobre todo en los servicios públicos», señala.

Susana Cristo agrega en esta materia que «no contar con cupos disponibles no es excusa.  Además el 9% de los servicios públicos cumplen con Accesibilidad Universal».  Las y los participantes, a través de un taller propusieron diversas ideas para promover que Junji, tanto en jardines como en trabajo de oficina sea una institución más Inclusiva.»Como Aprojunji seguiremos velando, sensibilizando y cautelando para que avancemos en lograr  el bienestar de todas y todos los trabajadores y trabajadoras. Queda mucho que andar», sostuvo.