COMUNICADO N° 2 PERIODO DE EMERGENCIA
 Nos dirigimos a nuestros asociados y asociadas para informar que producto del “ESTADO DE EMERGENCIA” que el Gobierno ha impuesto, y en ese contexto, la  ministra de Educación, Marcela Cubillos,  ha determinado que se atienda a los niños y niñas que lo requieran, esto sin considerar las situación política, económica,  social,  que  vive en el país. A nuestro juicio, esto atenta a nuestras y nuestros representados, poniendo en riesgo la salud física y emocional, como también la de los niños y niñas, así como a la comunidad educativa.

Rechazamos esta instrucción de la ministra, la que debe velar por la integridad de quienes tiene bajo su responsabilidad. El servidor público es, sin ninguna duda, persona con derechos y deberes. Antes que todo, para un buen cumplimiento de sus funciones y obligaciones laborales, se debe ponderar su seguridad, la que por estos días convulsionados está en riesgo.

Del mismo modo, rechazamos las amenazas de descuento que se han realizado en algunas direcciones regionales de JUNJI. El amedrentamiento es una medida coercitiva, que no contribuye al buen trato.

Asociadas y Asociados, las seguiremos respaldando con todas las herramientas legales que están a nuestro alcance. Ante todo, nos preocupa la seguridad de ustedes, los niños y niñas y sus familias.

Por otra parte, la calidad del servicio que se otorga está condicionada a contar con el personal necesario, lo que en estos momentos no se garantiza.

Se han sumado regiones en Estado de Emergencia,  con TOQUE DE QUEDA, que se adelantan a veces en el curso del mismo día con la consecuente alteración de la libertad de circulación, lo que ponen en riesgo la seguridad de quienes se desplazan en las calles.

APROJUNJI, hace un llamado, a  NO ATENDER  a  niños y niñas y familias,   y  que el personal NO ACUDA A SUS LUGARES DE TRABAJO mientras no se restablezca las condiciones  mínimas de  seguridad e integridad.

La democracia es la única que puede restablecer el ejercicio efectivo de los derechos humanos, esperamos que,  sea posible a la brevedad. Es necesario reponer la convivencia democrática con todas sus garantías, y con ello, las políticas que favorezcan en lo sustancial el desarrollo humano  con dignidad, por tanto,   deben converger quienes tienen la responsabilidad de la conducción de la nación así como la    ciudadanía toda,   para nuestro bienestar.                                             

 APROJUNJI  NACIONAL
CON LA UNIDAD, LA EDUCACIÓN, LA SABIDURIA Y LA FUERZA                         ¡¡¡VIVAN LAS TRABAJADORAS Y TRABAJADORES!!!