3 agosto de 2020.

APROJUNJI,  manifiesta el más profundo rechazo, por los graves hechos ocurridos el sábado 1 agosto de la Provincia de Malleco, en las localidades de Ercilla, Traiguén, Victoria, Collipulli y Curacautín, ante los desalojos a los edificios municipales concertados por grupos de pobladores organizados, efectuando acciones  de violencia, y donde Carabineros no cumplió con su mandato de orden y seguridad. Son actos discriminadores hacia las Comunidades Mapuches, avalados por quienes no aceptan sus reclamos ante años de lucha por sus derechos.

Lamentamos  que  la autoridad nacional de gobierno endose en la población tareas que por Ley les competen hacer,  obligados por la Constitución que nos rige. Le preguntamos al gobierno, ¿cuál es el sentido de firmar acuerdos internacionales con la OIT, como el Convenio N°169 y la Declaración de la ONU, sobre pueblos indígenas; si estos no son implementados y respetados?

Como asociación gremial, suscribimos el  respeto inalienable de los Derechos Humanos, los cuales nos rigen como lineamientos rectores, como también la no discriminación por Origen, Género, Pensamiento Político y  Religión.

Solicitamos y clamamos al Estado de Chile, para que instale en forma urgente  un estado de Derecho, con una política de relación y diálogo, creíble, que considere las demandas  y necesidades del Walmapu, con cambios sustanciales. Apelamos al proceso constituyente que se nos avecina, para que puedan ser consideradas las demandas del pueblo mapuche.

No aceptamos hechos que instalan Racismo, Violencia,  Xenofobia  en la población y la sociedad. El respeto y la democracia debe ser para todas y todos los ciudadanos en igualdad de condiciones.

POR LA UNIDAD, LA FUERZA, LA SABIDURIA Y LUCHA
¡VIVAN LAS Y LOS TRABAJADORES!
DIRECTORIO NACIONAL