Jueves, 19 de 2020

Como gremio exigimos que la organización modo teletrabajo se lleve  a cabo con mayor celeridad en todas las regiones.

APROJUNJI, ante esta pandemia que vive el país, y preocupada por las trabajadoras y trabajadores, no ha descansado en desplegar diversas acciones, con el fin de que las y los trabajadores, se replieguen en sus casas y cumplan el periodo de cuarentena, corten la cadena de contagio y se protejan cada uno y una y sus familias.

En este contexto, hemos hecho saber nuestras demandas a ANEF (confederación a la que pertenecemos), que a su vez ha consultado a Contraloría General de la República diversos tópicos para proteger la salud, la integridad, y la seguridad laboral, es decir, no más despidos.

Contraloría a través de un dictamen ha informado, entre varias otras recomendaciones, que las instituciones públicas deben organizar el Teletrabajo. Sabemos que Junji ha comenzado a organizarse, pero es urgente que se determine en las regiones con total celeridad.

Señala también el dictamen “que el jefe del servicio resuelva ejercer algunas de las atribuciones señaladas en el presente dictamen, en particular, disponer de la no asistencia al lugar del trabajo, dicha medida deberá estrictamente ser observada por el personal del servicio, sin que su cumplimiento quede entregado a la mera voluntad de cada servidor”.

Es la exigencia que ahora hacemos a la autoridad, puesto que  aunque se  haya establecido turnos éticos de dos trabajadoras por día para los jardines clásicos,  para una  eventual llegada de niños y niñas; entrega de canasta alimentaria y vacunas, es una ventana real de contagio. El COVID19 no selecciona horario, por  tanto,  si  las trabajadoras atienden sólo en las mañanas, igualmente se ven expuestas a esta pandemia.

La situación es más crítica para los jardines alternativos, que están a cargo de una o dos técnicas en párvulos, que cumplen diversas funciones y han atendido diariamente, considerando además las condiciones más deficientes de funcionamiento y emplazadas en lugares rurales o que implican trayectos largos de desplazamientos.

El turno ético no se condice con la asistencia real de niños y niñas, éste no supera el 1%, porcentaje que contempla a los hijos/as de funcionarias y manipuladoras de alimentos y  escasas familias de la comunidad. Poner en riesgo a las trabajadoras y trabajadores, por un 1%, no se condice desde la proporción, pero por sobre todo,  por la valoración de la VIDA.

Este estado, no ha sabido poner en el centro la salud y protección de las trabajadoras y trabajadores, donde además no provee de los implementos de higienización necesarios para el cuidado.  

La gravedad de la pandemia con  una curva ascendente de contagios sin trazabilidad, que ha alcanzado 342 casos confirmados a las 21.00 horas del día de ayer, en 15 regiones,  ha hecho decretar Estado de Excepción por Catástrofe en todo Chile, para evitar que se siga propagando a la velocidad actual, con medidas que apunten el foco de la salud de las personas, organización de alimentos, restricción a la libre circulación y establecer cuarentenas  y toque de queda.

Las medidas efectivas que han tenido otros países en política pública, es  la cuarentena,  cierre de las  ciudades, campañas de autocuidado, medidas de distanciamiento social.

Exigimos  a nuestra autoridad máxima de este servicio, Sra. Adriana Gaete,  que se tomen medidas urgentes, de Aislamiento, Cuarentena, para resguardar la salud de las y los funcionarias/os públicos, como también se lo hicimos saber al Presidente de la República.

Exigimos que  se cumplan los protocolos de salud, disponibilidad de insumos de protección para las y los trabajadores y su familia y los resguardos laborales que correspondan.

Exigimos que durante este período de pandemia, que TRABAJADORAS Y TRABAJADORES SE QUEDEN EN CASA, no se produzcan medidas represivas, sanciones, descuentos o despidos por problemas ausencias y atrasos, avaladas por Artículo 72 del Estatuto Administrativo, el art. 184 bid, del código del trabajo y el artículo 19, No.1 de la Constitución Política de Chile, que señala que garantiza a todas las personas el derecho a la Vida y a la Integridad física y psíquica. 

Observamos que la salud emocional de las trabajadoras y trabajadores está  siendo afectada diariamente por cuadros de crisis de pánico, angustia, depresión.

POR TANTO, ORIENTAMOS A LAS TRABAJADORAS Y TRABAJADORES A NO ASISTIR A LOS LUGARES DE TRABAJO, HASTA QUE PASE ESTA PANDEMIA

La consigna es: #MeCuido #NosCuidamos #CuidemosnosTodes #TequieroconVida.

POR LA UNIDAD, LA FUERZA, SABIDURIA Y LUCHA

¡VIVAN LAS Y LOS TRABAJADORES!

SUSANA CRISTI OLMOS

PRESIDENTA NACIONAL